No olvidar a Mercedes Olivera Bustamante 


  •  Inició el II Festival de Ciencias, Artes y Humanidades en la UNICACH

  212 vistas
  16 de Noviembre de 2022

Hicieron presente a Mercedes Olivera Bustamante (1934-2022), la antropóloga y feminista, reconocida por sus compañeras académicas y de organizaciones civiles como maestra y amiga, como “una abuela” desde la cosmovisión indígena.

Tal fué el efecto de la “Mesa redonda Facetas de la vida de Mercedes Olivera”, con las sensibles palabras de Yolanda Montejo y María Guadalupe García, de la Organización Mamá Makin; Aidé Rojas Avendaño, de la organización Centro de Educación de Base (CEIBA); Roxana Torres Díaz, de la colectiva Xchulel Antsetik, y Alma Janeth Mera Calva, del CESMECA, bajo la moderación de Delmy Tania Cruz Hernández, del CESMECA.   

La convocaron ritualmente ahí, en su lugar de trabajo, el Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (CESMECA) de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH). El repentino correr del viento, visible en la flama de las velas, notaron las mujeres, confirmó su presencia.

Dijeron que con Mercedes, -porque no se dejaba hablar de usted- aprendieron a reconocerse, tomar posicionamientos políticos y a hablar. Como tal, se dirigieron a ella para para dale cuentas de la situación actual de los temas que abrió a debate y de las asociaciones que impulsó para unir a las mujeres desde las perspectivas del academicismo y activismo feminista.

Los ideales de Mercedes Olivera ya estaban en el ambiente. Antes Paloma Bonfil Sánchez, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), pronunció la “Conferencia magistral sobre la vida de Mercedes Olivera”; le acompañó el rector de la UNICACH, Juan José Solórzano Marcial, y moderó Karla Lizbeth Somoza, del CESMECA. 

En ese contexto, Solórzano Marcial, dijo que el Festival  de Ciencias, Artes y Humanidades (14 al 18 de noviembre) busca también “llevar a la memoria hechos trascendentes, como nos ha conmovido el fallecimiento de la Doctora Mercedes Olivera, por lo que lleva su nombre, para traer a la memoria todos su trabajo y aportación”.

El vestíbulo del CESMECA, lugar de encuentros físicos y de ideas, luce ahora la exposición fotográfica “Mercedes Olivera: destellos de una vida”, curada por Adriana Ramos Zepeda. Desde ahí, aún es posible entrecruzar la mirada con Mercedes.